email
twitter
facebook

27 abr. 2010

ECOTIP del 25/1/2010

ECOTIP DE LA SEMANA


* ¿QUÉ HACER CON LAS PILAS Y BATERÍAS USADAS? *


Esta es una de las principales preguntas que todos nos hacemos y el tema es extenso. Hoy vamos a intentar explicar por qué son residuos peligrosos y qué opciones hay para desechar estos productos.

Las pilas y baterías usadas forman parte de la basura común desechada en miles de hogares, es decir, que es un residuo hogareño. Si nos ponemos a calcular cuantas pilas tenemos en nuestra casa, seguro podemos contar unas 10 por lo menos, entre controles remoto, relojes despertador, reloj pulsera, juguetes, equipos de música, etc. Hay distintos tipos de pilas y cada tipo contiene distintos tipos de metales, pero el más peligroso es el Mercurio (para saber más sobre los tipos y contenidos de las pilas te dejamos este link http://www.ambiente.gov.ar/?idarticulo=339). Según su composición química pueden ser más o menos contaminantes, pero no dejan de ser peligrosas por su contenido. Por este motivo, son consideradas "residuos peligrosos universales". Estos son los residuos domiciliarios o comerciales que al tener alguna característica peligrosa es conveniente su recolección diferenciada de los demás residuos sólidos.

Lo que sucede es que no existe en la Argentina tal recolección. No existen leyes que regulen su tratamiento. De hecho, la misma Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable dice que hay que tirarlas a la basura. Dicen que los rellenos sanitarios están preparados, impermeabilizados, para contener tales residuos. El problema es que luego de ser enterrados y cuando comienza el proceso de degradación, las pilas liberan esos compuestos químicos que de llegar a la tierra o al agua contaminan enormemente y son altamente perjudiciales para el medio ambiente y la salud humana.

Durante el año 2008 y 2009 la Agencia de Protección Ambiental del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires dispuso de centros de acopio y recolección de pilas y baterías usadas. Lo que parecía una gran solución terminó en septiembre del año pasado en 10 toneladas de pilas y baterías sin un lugar donde ser desechas y allí siguen hoy por hoy: en un depósito en el bajo Flores, con "todas las medidas de seguridad" pero sin un lugar donde ubicarlas o tratarlas. Aparentemente, están en tratativas para enterrarlas en un relleno sanitario.

Pero esto sigue sin solucionar el problema. No podemos seguir "enterrando" todo. Como si al sacarlo de la vista mágicamente se soluciona el problema o nos "olvidamos" del problema. Porque por más que se entierre la contaminación sigue estando. Estos productos no son degradables.

Por su parte, Greenpeace considera que los fabricantes de aparatos electrónicos y eléctricos, quienes se benefician por la venta de sus productos, deben asumir su responsabilidad por sus productos hasta el final de su vida útil. Para prevenir una crisis por el crecimiento de la basura electrónica los fabricantes deben diseñar productos limpios con mayor vida útil que sean seguros y fáciles de reciclar y que no expongan a los trabajadores y al ambiente a químicos peligrosos. Y deben hacerse cargo de los costos de reciclaje de los mismos. Esto se llama "responsabilidad extendida al productor". Y lo que se está intentando es que aya una ley que los obligue a no usar químicos contaminantes y a hacerse cargo del reciclado y disposición final de los productos que fabrican.

¿Entonces qué hacemos? ¿Cómo elegimos las pilas? Dado la falta de una ley que regule su tratamiento, acá te dejamos un par de opciones y recomendaciones de cosas que podes mientras tanto:

- No compres pilas. Esa sería la mejor opción.

- Usá los aparatos enchufados a la red eléctrica.

- Si tenés que comprar pilas, comprá las recargables. No tienen mercurio, pero tienen cadmio que también es muy contaminante, pero duran 5 años y ahorran considerablemente la cantidad de pilas que tendrías que comprar si no usaras recargables. Aparte, estas son las únicas que se pueden reciclar. Por eso no hay que tirarlas a la basura sino llevarlas a los productores.

- Compra pilas que digan que están "libres de mercurio", "0% Hg" o "sin agregado de Hg". Según la Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustantable, estas sí se podrían tirar a la basura. Y al no contener mercurio contaminan menos.

- Llevá las pilas a los centros de recolección. Si bien vimos antes que todavía no tienen un destino, es bueno hacer responsable al productor para que se haga cargo. Acá hay un link con direcciones donde se juntan las pilas según la marca: http://www.buenosaires.gov.ar/areas/med_ambiente/proteccion_ambiental/planeamiento/puntos_recoleccion_pilas.php?menu_id=29928

- Comprá pilas de marcas reconocidas y no pilas baratas y asiáticas, no solo por su vida útil sino porque las procedentes de Europa, Estados Unidos y Japón fueron producidas bajo ciertos parámetros ambientales.

- No tires la pilas al agua o a la cloaca, y no las quemes.

- No juntar grandes cantidades, sus efectos negativos se potencian.


Una última opción, medio casera, es la de colocar todas las pilas dentro de botellas de coca-cola o agua y desecharlas contenidas dentro de estos recipientes para evitar que lleguen a estar en contacto con el agua o la tierra. Como posteamos en otro ecotip, hay una ONG llamada Ecovolta que llevó esta idea a algo más profesional y desarrolló unos contenedores especiales: http://www.ecovolta.org.ar/


Lo que hay que hacer en definitiva, como consumidores responsables, es ejercitar elecciones diferentes. Transformarnos en consumidores calificados no es fácil, lleva tiempo pero es posible si nos proponemos pensar con criterio ecológico esas pequeñas decisiones de todos los días que afectan y dejan su huella en el medio ambiente. Te invitamos a tener un compromiso ecológico.

0 comentarios:

Publicar un comentario