email
twitter
facebook

20 nov. 2012

Festeco 2012


10 nov. 2012

Green Drinks Noviembre


23 oct. 2012

6 Tips para Cuidar el Agua en Casa

ECOTIP DE LA SEMANA


* 6 TIPS APRA CUIDAR EL AGUA EN CASA *



Ya les contamos varias veces en ecotips sobre la importancia del agua. Hoy va un ecotip express con 6 tips facilísimos para cuidar el agua en casa. 

1.- DEJÁ LOS PLATOS SUCIOS EN REMOJO: No solo es una forma de ahorrarnos resfregar los platos como locos hasta sacar la suciedad pegada, es también una forma buenísima de ahorrar agua a la hora de lavarlos. Dejá tus platos sucios en remojo una hora o hasta toda la noche y hacé que sea necesario menos agua para limpiarlos!

2.- HACÉ QUE UN DÍA A LA SEMANA SEA VEGETARIANO: Ya se los contamos en Ecotips cuando vimos la huella hídrica: hacer crecer un animal requiere de más agua que hacer crecer un vegetal. Las vacas, cerdos y otros animales no sólo necesitan agua para vivir sino que además necesitan de agua para hacer crecer su comida. Reemplazando la carne por vegetales un día a la semana se puede hacer una diferencia!

3.- DATE DUCHAS MÁS CORTAS: Nadie dice que darse una ducha larga de vez en cuando sea malo, pero si podemos acortar nuestra ducha diaria a sólo 5 minutos podemos ahorrar un montón de agua!

4.- DALE UN SEGUNDO USO AL AGUA: Regá tus plantas con el agua que usaste para lavar tus frutas y verduras. La próxima vez acordate de usar un bowl para juntarla. También podés usar esa agua para dejar los platos y cubiertos en remojo. Otro ejemplo puede ser recolectar el agua de lluvia para limpiar el piso o también regar tus plantas.

5.- INSTALÁ UN SISTEMA DE DOBLE DESCARGA PARA EL INODORO: Descargá el total del agua de la mochila solo cuando es necesario.

6.- ARREGLÁ LAS CANILLAS: Las canillas que gotean desperidician mucha cantidad de agua!


- El agua es vida. Cuidémosla. -

Fuente: Inhabitat

17 oct. 2012

La otra parte de las lamparitas de bajo consumo

ECOTIP DE LA SEMANA

* LA OTRA PARTE DE LAS LAMPARITAS DE BAJO CONSUMO *

No es novedad que estas lámparas duran mas y utilizan menos energía. Ya vimos como reemplazaron la lampartia común y surgieron marcas y opciones de intensidades, calidades y precios.Pero hay que tener en cuenta ciertos puntos que a pesar de no ser difundidos con frecuencia, existen:

Estas lámparas contienen mercurio, que como ya sabemos es un metal pesado, tóxico al liberarlo al medio ambiente, por lo cual deberían ser tratadas como residuos peligrosos una vez finalizada su vida útil. La exposición al mercurio puede generar problemas respiratorios, inflamación de la piel, aumento de presión arterial, náuseas, vómitos, cefaleas, perdida de la memoria entre otros.

Una vez mas, y lamentablemente, en Argentina, se aplicó la ley de reemplazo de lámparas, sin tener en cuenta su tratamiento posterior, agua, aire, tierra y salud de seres vivientes. En otros países, esta misma ley no se aplicó hasta no tener las plantas de tratamiento necesarias, actualmente en nuestro país, la mayoría terminan en basurales, mezclándose con el resto de la basura en descomposición. Citando al biólogo Gustavo Protomastro, "Cuando tiramos una lampara de bajo consumo contaminamos el suelo en pequeñas cantidades. Cuando son 400 millones de pequeñas cantidades, hablamos de una contaminación grave y peligrosa para presentes y futuras generaciones"

Y además, mientras esta en uso, es importante saber como actuar si alguna se rompe en nuestra casa: El concepto mas importante; no entrar en contacto y aislar. 

- No inhalar ni entrar en contacto directo con los residuos. Ventilar y abandonar el área por al menos 15 minutos para que todo el polvo se asiente (no olvidar mascotas!). Si sin querer pisaste el área, dejar los zapatos para no llevar residuos a otro ambiente (después los limpias) y apagar airea acondicionado o sistemas de calefacción ya que generan un circuito de aire.
Luego, cubrirse ojos, boca y manos para recoger los fragmentos y el polvo con papel o cartón duro, y desecharlos en una bolsa plástica fuerte, cerrada, aclarando que contiene mercurio, o en algún envase que lo aisle del ambiente. Para los fragmentos mas chiquitos, usar cinta adhesiva para facilitar. Limpiar las superficies con paños desechables, y tirarlos al mismo envase que lo aisle. 
Lo ideal es no tirarlo a la basura ni sacarlo a la calle, sino acercarlo a un centro de tratamiento, que actualmente los hay, privados y generalmente para grandes cantidades descartadas por empresas.

- No usar la aspiradora ni la escoba, en caso de que la rotura sea sobre alfombra, usar aspiradora únicamente en ese lugar para no transportar, sacar la bolsa de la aspiradora y limpiar esta con paños desechables. Todo esto, tirarlo dentro de un contenedor aislante.



9 oct. 2012

Volvé a la bici y a caminar


ECOTIP DE LA SEMANA

*VOLVÉ A LA BICI Y A CAMINAR*

Con la primavera ya instalada, es momento para considerar de verdad, hacer el esfuerzo de dejar el auto y probar la bici y las caminatas para distancias medias y cortas.
Para los que andan en transporte público también es opción, porque nos hace bien y porque nos vuelve a conectar con el entorno natural mas directo; el aire, el sol, y ademas, con nuestro cuerpo que nos da la energía para andar con independencia. Y podemos hacerlo en varias oportunidades, sin agredir el medio ambiente y haciendonos un bien a nosotros mismos...

Para acceder a las diferentes formas, te recordamos:

La Bicicleta NaranjaPara pasear y alquilar bicicletas.
Mejor en Bici: Sistema de transporte en Bici, publico, para Capital.
La Vida en Bici: Para sumarte a mucha gente que comparte esta misma inspiración.

...y la obvia opción de ir caminando o sacar tu bici del cuartito de atrás y ver que nos inspira mas; viaje al trabajo, paseo, ida al super, trámites en microcentro, bicicleteada, caminatas, salidas familiares y la lista continúa!

No es cuestión de obligarnos, sino mas bien de encontrarle el uso que nos es mas afín y realmente útil. De otro modo, es difícil transformarlo en hábito.

Con hacer el reemplazo un par de veces a la semana, ya empezamos a cambiar y a cambiarnos!





1 oct. 2012

Ideas para huertas chicas

-->
ECOTIP DE LA SEMANA

* IDEAS PARA HUERTAS CHICAS *

Las huertas urbanas llegaron para quedarse. No solo son buenas para nuestro bolsillo y salud, también hacen que nuestros patios, balcones y terrazas se vean más lindos! Puede que a veces haga falta un poco de espacio pero lo que nunca puede faltar es creatividad! Asi que hoy en Ecotips les dejamos ideas originales y lindas para que armen sus huertas en espacios chicos como balcones, patios y hasta paredes!

Si no tenés mucha idea cómo hacer una huerta, metete en este ecotip y enterate qué cosas podés plantar y varios tips para hacerlo. Y siempre podés hacer algún curso para profundizar o consultar con tu vivero amigo!























19 sep. 2012

Guerra a la pajita

-->
ECOTIP DE LA SEMANA

* ¡DIGAMOS NO A LAS PAJITAS! *


Hace muy poco nos cruzamos en Ecotips con una campaña que están llevando adelante un grupo de restaurantes en Londres para que los consumidores dejen de usar pajitas (o sorbetes). La campaña se llama “Straw Wars” (Guerras a la Pajita) y dice que si el consumidor rechaza bolsas de plástico y vasos descartables, que también debería decirle que NO a la pajita de plástico.

La realidad es que si nos ponemos a pensar seguramente más de la mitad de las veces que usamos pajita en realidad no la necesitamos. Es una costumbre y un simple hábito que podemos cambiar.

La propuesta de Straw Wars es la siguiente: o nos deshacemos por completo de las pajitas o solo entregamos pajitas cuando el consumidor lo pida. Que el hecho de que la bebida venga con una pajita no sea algo que se tome por sentado sino que sea una elección consciente.

¿Por qué? Porque billones de pajitas son desechadas cada año y de estás solo muy pocas llegan a reciclarse. La mayoría termina en basurales o contaminando los océanos y ríos. Como el plástico no puede biodegradarse, dura para siempre… se va partiendo en pedazos cada más chicos y se filtra en la cadena alimenticia pudiendo terminar, potencialmente, en nuestro plato. Además, cada año por lo menos 1 millón de aves marinas y 100.000 mamíferos y tortugas marinas mueren al quedarse enredados o al ingerir desechos plásticos. 





Sabemos que hay causas más grandes y más importantes que ésta, causas que tienen un mayor impacto, pero cuando leemos esto nos damos cuenta de que los pequeños cambios también pesan. La sumatoria de todas estas actitudes nos va formando una conciencia ecológica que de a poco va dándose cuenta sola de las cosas que hay que cambiar. Y eso es increíble. Les proponemos entonces sumarse a esta iniciativa y compartirlo con todos sus conocidos!

¡Hagámosle la guerra a la pajita y protejamos el medio ambiente!

Más info en Straw Wars y I Hate Plastic Straws, de Surfrider Foundation San Francisco.
Fuente: Good.

12 sep. 2012

Consumo Colaborativo

-->
ECOTIP DE LA SEMANA
* CONSUMO COLABORATIVO *
- COLLABORATIVE CONSUMPTION –

Esta semana les queremos acercar en Ecotips un concepto muy interesante que surgió hace relativamente poco pero que fue catalogado en la revista inglesa Times como “una de las 10 ideas que van a cambiar el mundo”: el consumo colaborativo.

Primero, vamos a la definición: el término consumo colaborativo se refiere a la “rápida explosión de las prácticas tradicionales de compartir, trocar, prestar, intercambiar, alquilar y regalar, reinventadas a través de las nuevas tecnologías en una escala y en formas que nunca habían sido posibles”.

El término surge a raíz de uno de los fenómenos más interesantes que se están dando dentro del movimiento verde en los últimos años: el nacimiento y expansión de diferentes formas de acceder a productos y servicios que no involucran la compra de los mismos. Servicios de alquiler de autos, ropa y objetos de todo tipo, trueque de persona a persona, préstamos temporales y el regalo de cosas en desuso, por medio de redes digitales y páginas web que están apuntando hacia un nuevo tipo de sociedad colaborativa por medio de la conexión y la tecnología. Es decir, que el consumo colaborativo propone consumir sin gastar.

¿Para qué comprar un taladro si solo necesito hacer un agujero en la pared? ¿Para qué ir a un hotel si alguien me puede prestar su sillón? ¿Para qué comprarme una camisa nueva si alguien tiene una que no necesita?

Estas prácticas de intercambio de bienes y servicios sin necesidad de dinero vienen de la antigüedad. Pero con la aparición del capitalismo, el dinero y el paradigma de la acumulación, se fueron perdiendo. Hoy están siendo rescatadas y potenciadas con las posibilidades que abre internet.

La socióloga norteamericana Rachel Botsman fue quien ideó el concepto en su libro “What's Mine is Yours: The Rise of Collaborative Consumption” (“Lo que es mío es tuyo: el crecimiento del consumo colaborativo”). Ella sostiene que “el consumo colaborativo modifica la forma en que hacemos negocios y reinventamos no sólo lo que consumimos, sino también la forma en que consumimos”. Esta nueva forma se basa, entre otras cosas, en la confianza en los extraños.

Algunos ejemplos de plataformas exitosas basadas en la economía de compartir son el servicio de alquiler de auto Zipcar, en el que las personas alquilan autos a otras personas que no los usan por horas. El sitio Ecomodo ofrece la posibilidad de tomar prestado un objeto de otra persona por unos días. Otros sitios como Swap.com permiten intercambiar un objeto por otro con personas que tienen cosas en desuso. Y como éstos, hay miles de nuevos ejemplos cada día.

En Argentina el concepto es nuevo pero cada vez tiene más adeptos. Hay un sitio que se llama Gratiferia: la gente va, deja lo que no usa y los que necesitan se lo llevan sin más vueltas. Además, en Facebook existe un grupo que se llama “Alguien tiene??? ... yo tengo”. No es para compra ni venta ni trueque. Es simplemente para pedir cosas que se necesitan y quien tiene ganas de deshacerse de ellas nos las entrega gratuitamente.

A nivel ecológico, el compartir, regalar, intercambiar y/o trocar objetos evita la producción de otros nuevos, lo cual termina reduciendo el impacto que tienen sobre el medio ambiente. Y además, reduce significativamente la cantidad de objetos que terminan en los tachos de basura y por consecuencia, en rellenos sanitarios o en los océanos.

¿Cómo podés ser parte de este interesante movimiento? Es simple: cada vez que necesites algo, empezá por pensar la forma de conseguirlo prestado de algún contacto o alquilarlo, y buscá la forma de hacer circular tus objetos que no usas.

“Cuando me desprendo de lo que tengo, recibo lo que necesito”
 (Tao Te King)

Les dejamos un video -en inglés- para que puedan verlo de manera más gráfica y un video de Rachel Bosman en la Tedx donde explica bien el concepto.





3 sep. 2012

Slow Food


ECOTIP DE LA SEMANA
* SLOW FOOD *


Señoras y Señores.. con ustedes: SLOW FOOD! Una organización no-gubernamental internacional de origen italiano que viene a salvaguardar el placer de comer y cocinar en el siglo del fast food y la comida industrial que homogeniza y estandariza los productos y los sabores.

Cuenta la historia que Slow Food nació de manera espontánea en Roma cuando McDonald’s quiso instalarse en plena Plaza España. Carlo Petrini, su fundador, formalizó el movimiento allá por el año 1989 y desde allí se fue extendiendo a otros países del mundo. Hoy tiene presencia en más de 100 países, incluída la Argentina.

Slow Food tiene muchas cosas lindas en su filosofía: presevar la biodiversidad, incentivar la buena gastronomía y propiciar la educación de los sentidos para disfrutar de la riqueza de los aromas y sabores. Reivindica el sentarse a cocinar y comer en familia o con amigos, y disfrutar del alimento.

Muchos estarán pensando que todo muy lindo pero ¿qué tiene que ver Slow Food con la ecología? Bueno, en realidad, todo. Y para empezar a explicárselos vamos a contarles las tres características que don Petrini cree que tiene que tener todo alimento: tiene que ser BUENO, LIMPIO y JUSTO.

BUENO se refiere a la calidad del producto, que sea organolépticamente rico, que tenga gusto, que sea nutritivo. LIMPIO se refiere a que sea sostenible con el medio ambiente, que no contamine, ni derroche ni sobreutilice recursos naturales, que no reduzca la biodiversidad, que no empobrezca los suelos y que respete bienestar animal y nuestra salud. Y JUSTO se refiere a serlo con los trabajadores que los producen y con su trabajo.

Porque somos lo que comemos y porque tenemos que tomar conciencia de toda la complejidad que rodea al alimento, Slow Food nos propone un nuevo acercamiento al simple acto de comer. Un acercamiento que tenga en cuenta que el alimento es nuestra fuente de bienestar y que por eso tiene que mejorar nuestra calidad de vida y permitir que las generaciones futuras también lo puedan seguir haciendo.

Algunos puntos de la filosofía Slow:

- NO a los transgénicos.
- SI a los orgánicos.
- NO a los agroquímicos.
- NO al monocultivo
- SI a la variedad biológica.
- NO a los métodos de producción intensiva.
- SI a respetar los procesos de producción del medio ambiente.
- NO a la globalización del gusto.
- SI a las recetas y saberes ancestrales.
- SI al conocimiento de las comunidades originarias.

Si te gusta lo que leíste y tenés ganas de saber más podés entrar a la página de Slow Food Buenos Aires Norte haciendo click acá o a su blog, haciendo click acá. Ponete en contacto para enterarte de todas las actividades y cenas que realizan.


27 ago. 2012

Huella Hídrica



ECOTIP DE LA SEMANA
* HUELLA HÍDRICA *


El agua dulce es un recurso natural cuya demanda sigue creciendo pero su disponibilidad es cada vez más limitada. Nuestra huella hídrica como especie ya superó los niveles de sustentabilidad, eso significa que su reserva peligra para las generaciones futuras.

Los seres humanos usamos una gran cantidad de agua para tomar, cocinar y lavar. Pero utilizamos todavía más en la producción de bienes como alimentos, papel, prendas de algodón, etc. La huella hídrica se refiere a los volúmenes de agua consumidos y contaminados que están “detrás” de nuestro consumo diario. Es un indicador de uso de agua que tiene en cuenta tanto el uso directo como indirecto por parte de un consumidor o productor. La huella hídrica de un individuo, comunidad o comercio se define como “el volumen total de agua dulce que se utiliza para producir los bienes y servicios consumidos por el individuo o comunidad así como los producidos por los comercios”.

El interés por la huella hídrica tiene su origen en el reconocimiento del impacto humano en los sistemas hídricos y que temas como la escasez o contaminación del agua pueden ser mejor entendidos y gestionados considerando la producción y las cadenas de distribución en su totalidad.

Como individuos hay muchas cosas que podemos hacer para reducir nuestra huella hídrica directa: usar inodoros que ahorren agua, cerrar las canillas cuando nos lavamos los dientes, arreglar goteras, regar de noche, plantar plantas que necesiten poca agua, etc.

Ahora, la huella hídrica indirecta –la contaminación y consumo de agua detrás de los bienes que compramos- es mucho más grande que la huella hídrica directa que generamos en nuestras casas. Una de las cosas que podemos hacer para reducirla es empezar a reemplazar los productos que consumen mucho agua para ser producidos por otros que consuman menos. Por ejemplo: comer menos carne o convertirnos en vegetarianos, tomar té en vez de café, o tomar simplemente agua. Para esto es necesario investigar y pedir a las empresas que nuestros productos lleven especificado su consumo de agua. También tenemos que pedir reglamentaciones a nuestros gobernantes..

A nivel país, en varias partes del mundo sucede que muchos países han externalizado significativamente su huella hídrica al importar desde otros lugares bienes que requieren un alto contenido de agua para su producción. Este hecho genera una importante presión en los recursos hídricos de las regiones exportadoras, donde muy a menudo existe una carencia de mecanismos para un buen manejo y conservación de los recursos hídricos. En otras palabras, se aprovechan de las legislaciones débiles.

Entender esto es parte importante del proceso de aprender a cuidar nuestra agua dulce y potable, agua que es escencial para nuestra supervivencia y la de las generaciones futuras.

Abajo les dejamos algunos datos del consumo de agua de varios productos que consumimos a diario. Algo que los va a dejar pensando un rato:

- 13.000 litros de agua son necesarios para producir 1 kg de carne de vaca;
- 3.920 litros de agua para producir 1 kg de pollo;
- 3.000 litros de agua para producir 1 kg de arroz;
- 2.700 litros de agua para producir 1 camiseta de algodón;
- 2.000 litros de agua para producir 1 kg de papel;
- 140 litros de agua para una taza de café;
- 230 litros de agua para un gramo de oro.

Si querés calcular tu consumo de agua podés hacer click acá.