email
twitter
facebook

3 sep. 2012

Slow Food


ECOTIP DE LA SEMANA
* SLOW FOOD *


Señoras y Señores.. con ustedes: SLOW FOOD! Una organización no-gubernamental internacional de origen italiano que viene a salvaguardar el placer de comer y cocinar en el siglo del fast food y la comida industrial que homogeniza y estandariza los productos y los sabores.

Cuenta la historia que Slow Food nació de manera espontánea en Roma cuando McDonald’s quiso instalarse en plena Plaza España. Carlo Petrini, su fundador, formalizó el movimiento allá por el año 1989 y desde allí se fue extendiendo a otros países del mundo. Hoy tiene presencia en más de 100 países, incluída la Argentina.

Slow Food tiene muchas cosas lindas en su filosofía: presevar la biodiversidad, incentivar la buena gastronomía y propiciar la educación de los sentidos para disfrutar de la riqueza de los aromas y sabores. Reivindica el sentarse a cocinar y comer en familia o con amigos, y disfrutar del alimento.

Muchos estarán pensando que todo muy lindo pero ¿qué tiene que ver Slow Food con la ecología? Bueno, en realidad, todo. Y para empezar a explicárselos vamos a contarles las tres características que don Petrini cree que tiene que tener todo alimento: tiene que ser BUENO, LIMPIO y JUSTO.

BUENO se refiere a la calidad del producto, que sea organolépticamente rico, que tenga gusto, que sea nutritivo. LIMPIO se refiere a que sea sostenible con el medio ambiente, que no contamine, ni derroche ni sobreutilice recursos naturales, que no reduzca la biodiversidad, que no empobrezca los suelos y que respete bienestar animal y nuestra salud. Y JUSTO se refiere a serlo con los trabajadores que los producen y con su trabajo.

Porque somos lo que comemos y porque tenemos que tomar conciencia de toda la complejidad que rodea al alimento, Slow Food nos propone un nuevo acercamiento al simple acto de comer. Un acercamiento que tenga en cuenta que el alimento es nuestra fuente de bienestar y que por eso tiene que mejorar nuestra calidad de vida y permitir que las generaciones futuras también lo puedan seguir haciendo.

Algunos puntos de la filosofía Slow:

- NO a los transgénicos.
- SI a los orgánicos.
- NO a los agroquímicos.
- NO al monocultivo
- SI a la variedad biológica.
- NO a los métodos de producción intensiva.
- SI a respetar los procesos de producción del medio ambiente.
- NO a la globalización del gusto.
- SI a las recetas y saberes ancestrales.
- SI al conocimiento de las comunidades originarias.

Si te gusta lo que leíste y tenés ganas de saber más podés entrar a la página de Slow Food Buenos Aires Norte haciendo click acá o a su blog, haciendo click acá. Ponete en contacto para enterarte de todas las actividades y cenas que realizan.


0 comentarios:

Publicar un comentario