email
twitter
facebook

19 sep. 2012

Guerra a la pajita

-->
ECOTIP DE LA SEMANA

* ¡DIGAMOS NO A LAS PAJITAS! *


Hace muy poco nos cruzamos en Ecotips con una campaña que están llevando adelante un grupo de restaurantes en Londres para que los consumidores dejen de usar pajitas (o sorbetes). La campaña se llama “Straw Wars” (Guerras a la Pajita) y dice que si el consumidor rechaza bolsas de plástico y vasos descartables, que también debería decirle que NO a la pajita de plástico.

La realidad es que si nos ponemos a pensar seguramente más de la mitad de las veces que usamos pajita en realidad no la necesitamos. Es una costumbre y un simple hábito que podemos cambiar.

La propuesta de Straw Wars es la siguiente: o nos deshacemos por completo de las pajitas o solo entregamos pajitas cuando el consumidor lo pida. Que el hecho de que la bebida venga con una pajita no sea algo que se tome por sentado sino que sea una elección consciente.

¿Por qué? Porque billones de pajitas son desechadas cada año y de estás solo muy pocas llegan a reciclarse. La mayoría termina en basurales o contaminando los océanos y ríos. Como el plástico no puede biodegradarse, dura para siempre… se va partiendo en pedazos cada más chicos y se filtra en la cadena alimenticia pudiendo terminar, potencialmente, en nuestro plato. Además, cada año por lo menos 1 millón de aves marinas y 100.000 mamíferos y tortugas marinas mueren al quedarse enredados o al ingerir desechos plásticos. 





Sabemos que hay causas más grandes y más importantes que ésta, causas que tienen un mayor impacto, pero cuando leemos esto nos damos cuenta de que los pequeños cambios también pesan. La sumatoria de todas estas actitudes nos va formando una conciencia ecológica que de a poco va dándose cuenta sola de las cosas que hay que cambiar. Y eso es increíble. Les proponemos entonces sumarse a esta iniciativa y compartirlo con todos sus conocidos!

¡Hagámosle la guerra a la pajita y protejamos el medio ambiente!

Más info en Straw Wars y I Hate Plastic Straws, de Surfrider Foundation San Francisco.
Fuente: Good.

0 comentarios:

Publicar un comentario