email
twitter
facebook

17 oct. 2012

La otra parte de las lamparitas de bajo consumo

ECOTIP DE LA SEMANA

* LA OTRA PARTE DE LAS LAMPARITAS DE BAJO CONSUMO *

No es novedad que estas lámparas duran mas y utilizan menos energía. Ya vimos como reemplazaron la lampartia común y surgieron marcas y opciones de intensidades, calidades y precios.Pero hay que tener en cuenta ciertos puntos que a pesar de no ser difundidos con frecuencia, existen:

Estas lámparas contienen mercurio, que como ya sabemos es un metal pesado, tóxico al liberarlo al medio ambiente, por lo cual deberían ser tratadas como residuos peligrosos una vez finalizada su vida útil. La exposición al mercurio puede generar problemas respiratorios, inflamación de la piel, aumento de presión arterial, náuseas, vómitos, cefaleas, perdida de la memoria entre otros.

Una vez mas, y lamentablemente, en Argentina, se aplicó la ley de reemplazo de lámparas, sin tener en cuenta su tratamiento posterior, agua, aire, tierra y salud de seres vivientes. En otros países, esta misma ley no se aplicó hasta no tener las plantas de tratamiento necesarias, actualmente en nuestro país, la mayoría terminan en basurales, mezclándose con el resto de la basura en descomposición. Citando al biólogo Gustavo Protomastro, "Cuando tiramos una lampara de bajo consumo contaminamos el suelo en pequeñas cantidades. Cuando son 400 millones de pequeñas cantidades, hablamos de una contaminación grave y peligrosa para presentes y futuras generaciones"

Y además, mientras esta en uso, es importante saber como actuar si alguna se rompe en nuestra casa: El concepto mas importante; no entrar en contacto y aislar. 

- No inhalar ni entrar en contacto directo con los residuos. Ventilar y abandonar el área por al menos 15 minutos para que todo el polvo se asiente (no olvidar mascotas!). Si sin querer pisaste el área, dejar los zapatos para no llevar residuos a otro ambiente (después los limpias) y apagar airea acondicionado o sistemas de calefacción ya que generan un circuito de aire.
Luego, cubrirse ojos, boca y manos para recoger los fragmentos y el polvo con papel o cartón duro, y desecharlos en una bolsa plástica fuerte, cerrada, aclarando que contiene mercurio, o en algún envase que lo aisle del ambiente. Para los fragmentos mas chiquitos, usar cinta adhesiva para facilitar. Limpiar las superficies con paños desechables, y tirarlos al mismo envase que lo aisle. 
Lo ideal es no tirarlo a la basura ni sacarlo a la calle, sino acercarlo a un centro de tratamiento, que actualmente los hay, privados y generalmente para grandes cantidades descartadas por empresas.

- No usar la aspiradora ni la escoba, en caso de que la rotura sea sobre alfombra, usar aspiradora únicamente en ese lugar para no transportar, sacar la bolsa de la aspiradora y limpiar esta con paños desechables. Todo esto, tirarlo dentro de un contenedor aislante.



0 comentarios:

Publicar un comentario