email
twitter
facebook

23 ago. 2010

Ecosistemas


*ECOSISTEMAS*
Todo se relaciona entre si

Afortunadamente hoy, cada vez mas gente del publico general sabe, aunque sea un poco, sobre contaminación, se esta al tanto de los desastres naturales provocados por la actividad humana, y se celebran las buenas noticias como el desarrollo de tecnologías limpias, etc.

Es importante no tomar cada una de estas cosas como hechos aislados, curiosidades o cosas “que pasan en el mundo”.  La gente que vive las consecuencias de estos problemas lo entiende mejor, porque le falta el agua, o sin ir mas lejos, en el riachuelo los chicos se enferman por la contaminacion que hay no solo en el agua, también en el aire.  Recién entonces, actúan, denunciando industrias, yendo a los noticieros con su historia, etc.

En este planeta, todo se relaciona para formar lo que vemos, usamos, comemos, respiramos, y gracias a esa relación, vivimos.

En el funcionamiento de la naturaleza, todo esta conectado entre si. Todo vive gracias a otro elemento. El lugar físico que ocupamos tiene también su rol, el agua, los vientos , los relieves de la tierra.  El reino vegetal es el inicio de toda cadena alimenticia, y así, todo lo que se relaciona, puede existir. El ser humano no vive al margen de esto.  Necesitamos de  la naturaleza para vivir al igual que cualquier otro ser vivo.

Hay un concepto clave, bajo el nombre de ecosistemas, que explica justamente esto, un ecosistema es un sistema formado por la relación entre los organismos vivos y su entorno, o sea el lugar físico que ocupan. Puede ser un bosque, un arrecife, un desierto, puede ser mas pequeño como una roca y las plantitas que viven en ella o tan grande como el planeta mismo, depende de como se estudie. Pero siempre, sea la escala que elijamos, se encuentran relaciones infinitas entre los seres que viven y su hábitat. Los ecosistemas forman cadenas que muestran la interdependencia de los organismos en un entorno, y casi todos funcionan con la energía del sol. Esta energía solar es capturada a través de la fotosíntesis por las plantas, que son alimento de los consumidores primarios, y así es como esta energía fluye a través de la cadena alimenticia. Los nutrientes vuelven al ecosistema a través de la descomposición. Esta es solo una de las relaciones, por dar un ejemplo claro. Y los ecosistemas a su vez, están interrelacionados.

Los ecosistemas pueden colapsar por algún contaminante (como las manchas de petróleo derramado en el océano), por la destrucción del lugar físico (como la extinción de los corales que forman los arrecifes) pero también, algunos, pueden recuperarse.  A nivel global, todavía podemos recuperarnos. Pero como todos participamos individualmente, todos debemos intentar recuperarla desde donde estamos. (ver Huella Ecológica)

Es fundamental entender que no somos observadores de un sistema. Somos partes activas de este sistema, del que además, no somos los dueños.

Por lo tanto, la crisis del planeta no es solo una amenaza para el medioambiente, lo es también para la humanidad, toda la vida del planeta depende de las especies, los ecosistemas y los recursos naturales, y estamos destruyendo a ritmo acelerado esta infraestructura natural de la que todos dependemos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hermoso análisis, preciso, conciso y el mensaje llega..

Anónimo dijo...

mmm muy interesante¿¿¿¿¿¿

Publicar un comentario