email
twitter
facebook

16 de ago. de 2010

Biodiversidad

ECOTIP DE LA SEMANA
* BIODIVERSIDAD *


Las Naciones Unidas declaró al 2010 como el año de la Biodiversidad. Para entender un poco este término que está tan relacionado con la ecología empecemos por comprender cómo está formada la palabra:

Bio = vida; diversidad = variedad. Biodiversidad es la variedad biológica, es decir, la variedad de seres vivos sobre la tierra, animales y vegetales. En el Convenio sobre la Diversidad Biológica (Junio - 1992) de las Naciones Unidas se describe a la "diversidad biológica como la variabilidad de organismos vivos de cualquier fuente, incluidos, entre otras cosas, los ecosistemas terrestres y marinos y otras ecosistemas acuáticos y los complejos ecológicos de los que forman parte; comprende la diversidad dentro de cada especie, entre las especies y de los ecosistemas".

Esta biodiversidad es el resultado de millones de años de evolución y es muy importante para la conservación de los ecosistemas. Cada ser vivo forma parte de un sistema de interrelaciones en donde ninguno de ellos está aislado. Cuando un eslabón de esa gran cadena se modifica, eso tiene una repercusión en todo el sistema. Pero la biodiversidad no sólo es importante para la naturaleza, también es muy importante para nosotros, los seres humanos. Si nos ponemos a pensar nos vamos a dar cuenta que todo lo que usamos proviene de la naturaleza: los medicamentos, los alimentos, los materiales. Si esa biodiversidad se detruye, nos vemos afectados inmediatamente. Porque como estamos todos íntimamente conectados toda acción tiene su efecto en algún lado.

La actividad humana está teniendo terribles efectos en la biodiversidad. Numerosas especies animales y vegetales están desapareciendo y esas pérdidas son irremediables. En vez de vivir en armonía con la naturaleza el ser humano toma y dispone de todos los recursos naturales sin pensar en los efectos que eso tiene en la biodiversidad y en los ecosistemas. Pero el calentamiento global, la extinción de especies, la escasez de recursos naturales... son todos indicios de cuánto afecta, al mundo y a nosotros mismos, esta forma de comportarse que tiene el ser humano.

Actividades como la tala de bosques para agricultura y ganadería, la pesca indiscriminada, los alimentos y seres vivos modificados genéticamente, el monocultivo intensivo, los pesticidas químicos, la contaminación del aire, tierra y agua, la minería, la caza ilegal o no regulada, la alteración de los hábitats, la introducción de especies exóticas, el consumismo, son ejemplos de este comportamiento.

Lo que tenemos que entender es que el desarrollo humano puede ir de la mano de la preservación de la biodiversidad. Sólo hay que aplicar un concepto que ya les explicamos acá en Ecotips: la sustentabilidad. Si logramos repensar todas nuestras acciones bajo criterios de sustentabilidad, podemos mantener ese frágil equilibrio que nos mantiene a todos vivos.

Para ello son necesarias varias acciones como leyes que protejan la biodiversidad, estudios de impacto ambiental, tareas de conservación y utilización sostenible de la diversidad biológica, áreas protegidas, promover e informar sobre la importancia de la protección, rehabilitar y restaurar ecosistemas degradados, promover la recuperación de especies, controlar la entrada de plantas y animales exóticas. En definitiva: regular, administrar y controlar. 

La preservación de la biodiversidad supone un cambio de actitud: satisfacer las necesidades de la población mientras se asegura la sostenibilidad a lo largo del tiempo de la riqueza biológica de la Tierra.


0 comentarios:

Publicar un comentario