email
twitter
facebook

29 ago. 2011

Greenwashing


ECOTIP DE LA SEMANA

* GREENWASHING *


¡Buen lunes para todos! En el Ecotip de esta semana les queremos contar sobre el término "greenwashing" y su significado. 

Greenwashing o greenwash es una palabra que se usa internacionalmente para hacer referencia a la estrategia engañosa de marketing que usan algunas empresas para promover la percepción de que sus políticas o productos son ecológicos cuando en realidad no lo son. En otras palabras, es el lavado de cara de una empresa para contrarrestar "otras" acciones que pueden estar afectando al medio ambiente. Es una enorme cantidad de plata que va para la publicidad "verde" y no para prácticas realmente ecológicas dentro de la empresa.

Algunos ejemplos de esto puede ser: cambiar palabras en el packaging y poner cosas como "natural", "biodegradable", "amigable con el medio ambiente", "bio", "100% reciclable", "eco" o poner dibujos como árboles y paisajes o usar el color verde. Por eso es importante que entendamos los conceptos atrás de estas palabras, para que la falsa publicidad ecológica no nos confunda y engañe.

A veces esta falsa publicidad no tiene nada que ver con el producto que nos venden y otras veces capaz el producto en sí sea ecológico pero las prácticas para extraer los materiales, los procesos para producirlo y transportarlo, los desechos que generaron y cómo se trataron, no lo son. Es por eso que la ecología siempre se piensa en conjunto, ninguna acción por sí sola. Porque cada producto que tenemos en nuestras manos tiene detrás una enorme cadena de procesos. 

La ecología está de moda. Y es por eso que tenemos que aprender a diferenciar, preguntar, cuestionar y no creernos todo lo que nos dicen. Si ciertas empresas cometen "greenwashing" es porque hay una creciente demanda de productos ecológicos por parte de los consumidores. Significa que las empresas están escuchando. Y si bien algunas ya dieron un paso positivo hacia la producción sostenible, hay otras que por ahora solo pretenden estar haciéndolo. Les proponemos empezar a preguntar, a pensar, a investigar antes de creer en lo que nos dicen. Muchas empresas tiene un Servicio de Atención al Consumidor, mail, páginas web, participación en facebook u otras redes sociales... Usá estas herramientas para sacarte tus dudas. 

Ninguna empresa quiere que su marca esté asociada a la contaminación, al uso de materiales tóxicos o peligrosos, al uso de grandes cantidades de agua, poca eficiencia energética o mal reciclaje de sus productos. Si la publicidad es tan importante para ellos como para cometer greenwashing también es algo de lo que nos podemos aprovechar para presionarlas a cambiar. Y eso es algo que ONG's como Greenpeace ya están haciendo, presionando a nivel mundial a marcas como Nike, Adidas, Puma, H&M para que dejen de contaminar ríos y a nivel nacional a Grimoldi, Ricky Sarkany, Prüne, etc... a que dejen de contaminar el Riachuelo (Greenpeace Argentina).

Lugares como los mercados orgánicos nos abren las puertas a conversar directamente con los productores, a preguntarles por qué sus productos son buenos, o naturales, u orgánicos. Ese intercambio que es imposible de hacer en un supermercado es algo que nos enseña y nos da confianza sobre lo que compramos. Más si está acompañado de una organización seria detrás que se preocupó por agrupar a esos productores y por productos que están verdaderamente certificados. Sólo estando verdaderamente informados vamos a poder darnos cuenta.


0 comentarios:

Publicar un comentario