email
twitter
facebook

15 ago. 2011

No tiremos comida

ECOTIP DE LA SEMANA

* DESPERDICIO DE COMIDA *

¿Sabían que 1.300 millones de toneladas de comida terminan cada año en la  basura? Para que se den una idea de la magnitud de esos números les contamos que esa cifra equivale a un tercio de todo lo que se produce en el mundo por año.


La cantidad de desperdicio varía según los países y el nivel de desarrollo de los mismos. Por ejemplo, los países industrializados son los que más desperdician comida perdiendo cerca de 670 millones de toneladas de alimentos. Un consumidor europeo o estadounidense tira entre 95 y 115 kilos de comida cada año. En países del Sudeste asiático por ejemplo o África subsahariana, se tiran entre 6 y 11 kilos de alimentos por año/por persona. En Latinoamérica es alrededor de los 25 kilos por persona/por año.

Los productos que más se desaprovechan son las frutas y verduras, tubérculos y raíces. Seguidos por los cereales, la carne y los lácteos.

Esta pérdida de alimentos significa que una gran cantidad de recursos que se usan para producir, envasar, trasladar y distribuir esos alimentos están siendo usados en vano: pesticidas y fertilizantes químicos, plásticos para el envasado de los productos, combustible para su traslado, etc. Lo cual genera un aumento de la basura, agotamiento de los recursos naturales y un inevitable aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero que también se hace en vano: en producir alimentos que no van a ser consumidos.

Si bien una gran parte de la comida que se tira sucede al principio de la cadena alimenticia, digamos antes de que llegue al consumidor, hay otra parte importante en la que cada uno de nosotros somos responsables porque pasa en nuestras casas. Y no es solamente comida que se pone fea, muchas veces tiramos comida que está perfectamente bien para consumo humano.

¿Por qué tiramos comida? Por falta de planeamiento a la hora de comprar, por cocinar demasiada cantidad y a veces, simplemente porque podemos. Si tuviéramos poca plata o poco acceso para comprar alimentos seguramente los usaríamos de manera más eficiente.

La reducción de la pérdida de comida es una tarea de todos y puede hacerse concientizando a los productores en los campos y granjas, a los revendedores como las cadenas de supermercados y a los consumidores. Todos tenemos un rol importante que jugar en esta cadena. Asegurar que no se tire tanta comida es especialmente importante en los países subdesarrollados dónde mucha gente pasa hambre.

Entonces lo que tenemos que hacer para empezar a solucionar esto en casa es comprar responsablemente. Para eso armamos esta lista de tips:

- No compres en exceso, especialmente los alimentos perecederos. Es preferible ir semana a semana.
- Hacé una lista antes de ir a hacer las compras. Fijate qué vas a cocinar y qué ingredientes te faltan para no comprar de más.
- Comprá productos de temporada y de calidad.
- Organizá en tu casa los alimentos, poné las cosas nuevas atrás y traé para adelante las más viejas así no se pasan de la fecha de vencimiento sin que las veas.
- Armá comidas en base a lo que se echa a perder primero y/o con los restos del día anterior.
- Los jugos y las sopas son buenísimos destinos para las frutas, verduras y tubérculos.
- Congelá lo que puedas, antes o después de cocinarlo, y en porciones chicas. No te olvides de etiquetarlo con la fecha así podés saber cuánto tiempo lo podés mantener en el freezer.
- Evitá tirar comida que no esté en malas condiciones.
- Si tenés muchas sobras, pensá si no hay alguien a quien le puedas hacer llegar esa comida.

En un mundo con recursos naturales limitados (tierra, agua, energía) y en dónde necesitamos encontrar soluciones efectivas y accesibles para producir suficiente alimento seguro y nutritivo para todos, la reducción de la pérdida de la comida es un factor muy importante que no se tiene que pasar por alto. ¡Hacé lo tuyo desde casa y aportá tu granito de arena!

Acá les dejamos dos videos de ejemplo sobre el desperdicio de comida. Uno de Brasil y otro de Australia.




0 comentarios:

Publicar un comentario