email
twitter
facebook

13 jun. 2011

Cómo hacer un Compost

ECOTIP DE LA SEMANA

*TENER UN COMPOST*

En ecotips ya te contamos sobre la importancia de reducir la cantidad de basura que generamos y cómo hacerlo. Te contamos que hacer con el papel y cartón, botellas, y ahora es el turno de los desechos orgánicos, que representan un 50% de nuestra basura diaria.

Los orgánicos se pueden descomponer de manera natural en una compostera sin generar un impacto negativo sobre el medio ambiente. En cambio, descompuestos en basurales, generan gas metano y dióxido de carbono, ambos relacionados al calentamiento global.

Qué es?
Un compost es un recipiente o porción de tierra separada donde se entierran residuos orgánicos para su descomposición por acción de bacterias y hongos. Da como resultado abono orgánico, que es a lo que se llama compost.

Cómo se hace?
Hay varias formas, según qué y cuánto tiramos, dónde vivimos, y el espacio del que disponemos.  La mayoría de nosotros vivimos en la ciudad, asique acá van algunos tips para un compost casero:

*Si lo querés en tu jardín, al cavar el hoyo, es necesario poner un recipiente para que los residuos queden en un mismo lugar, por ejemplo, una malla metálica (como la del mosquitero). Elegir un lugar con sol y sombra y reparo del viento.

*Si lo hacés en una terraza o balcón, un cajón plástico grande es lo mas conveniente, o madera, con algunos agujeros para que entre aire pero pequeños para que no entren bichos. Ubicarlo lejos de las ventanas porque en ocasiones larga olores (pero contrario a lo que se cree, no es tan común que largue olor si esta bien controlado), y evitar el sol directo en verano y exponerlo al sol en invierno. Hacer agujeros en el fondo para que drenen los líquidos, si no lo tienen, como en las macetas, y colocar el tacho sobre una base de tierra para que absorba todo el drenaje. 




*Hay que hacer en el fondo una base de tierra común y hojas secas, para que absorba humedad, otra de material verde húmedo (vegetación, 10 cm aprox. ) y sobre éstas el desecho orgánico. Por último, una buena capa de hojas secas, ramas, pasto seco, para evitar ratones (ya que lo que los atrae es el verde y la exposición) y compensar la humedad, si es en jardín, y si es en terraza, tambien hacer esta última capa seca y elegir un tacho con tapa. La cantidad de material seco debe ser equivalente a la de los desechos orgánicos + el material verde, húmedo.

*Los microorganismos que ya están ahí y realizan la transformación, necesitan oxígeno para respirar, por lo tanto hay que remover el compost una vez por semana para darle oxígeno. Algunos lo “dan vuelta” y vuelven a tapar con hojas secas. Esto es lo más importante para que el compost funcione bien, aprender a darle oxígeno removiéndolo y mantener el balance en los materiales: orgánicos, húmedos que aportan nitrógeno, y secos, que aportan carbono. Al remover o dar vuelta, siempre debe quedar una capa de material seco en la parte superior.

*Si hay olor, es porque esta demasiado húmedo (en ese caso agregar mas material seco) o está muy compacto y hay poca cantidad de oxígeno (en este caso, remover)

*Para mantener este balance, siempre tener a mano material seco y agua, o manguera. Sin agua el proceso se detiene, pero con demasiada agua, también, y además crea olor. Regar el compost una vez por semana y en verano un poco mas seguido (cada vez que se remueva)

*Se puede agregar lombrices para que ayuden a descomponer, es muy recomendado, sobretodo si lo hacés en el jardín. Pero puede descomponerse sin ellas también. 

*La materia orgánica en descomposición genera un calor que aleja bichos y otros microorganismos que no queremos, y tapar el compost con material seco hace que no se atraigan animales. No utilizar insecticidas.

*Para agilizar el proceso, se puede cortar o triturar los desechos  en pedazos chicos.  

*La pila de material ira perdiendo volumen a medida que avanza el proceso de descomposición.

*Se puede generar una capa blanca de hongos en la superficie; dejarlos, no traen problemas y son consecuencia de la actividad microbiana. Tapar con hojas para que no se vea.

*En los compostajes mas “profesionales” se puede tirar todo lo orgánico, hasta textiles naturales, pero en los compost caseros, se recomienda tirar: restos de verdura, frutas, cascara de huevo, café, yerba, papel y cartón (triturados y sin tintas ni sustancias química, ej. papel de diario y cajas de huevos de cartón) hojas secas, pasto seco, ramas, pelo, flores marchitas…

Evitar: Huesos, carne, pescado, lácteos , huevo, comida cosida, evitar malezas, revistas, carbón o cenizas de carbón, todo lo que pueda ser o contener sustancias tóxicas
En esta pagina web, podes consultar qué se puede tirar y que no, http://www.compostthis.co.uk/

*Para darte cuenta que el proceso terminó, observá la tierra, debe ser oscura, húmeda, con la textura similar a la de una esponja, y con olor fresco, a bosque. El resultado te sirve para abonar la tierra de tu jardín, o tu huerta, y si pones una capa fina, controla las malas hierbas y mantiene la humedad

Lleva su tiempo acostumbrarse y hacerlo, es importante informarte lo mas posible porque si bien se puede hacer de manera artesanal y cualquier persona lo puede tener, no deja de ser una técnica que requiere capitación.

Acá te dejamos unos links con mas información:


Libro: Como hacer un buen compost, de Mariano Bueno

1 comentarios:

Ben and Jerrys Mx dijo...

Todos tenemos la obligación de cuidar el lugar donde vivimos o trabajamos eso es responsabilidad social,por eso estamos comprometidos con hacer el mejor helado posible de la mejor manera posible, http://on.fb.me/gneZSs

Publicar un comentario