email
twitter
facebook

12 sep. 2011

Consumo vs. Consumismo

ECOTIP DE LA SEMANA

* CONSUMO vs. CONSUMISMO *


Está claro que todos necesitamos consumir para vivir: comida, remedios, ropa, una casa. Y más allá de las necesidades básicas de supervivencia, hay un nivel de consumo extra que nos trae alegría en la vida: tomar un rico vino con amigos, comprar un cd y escuchar buena música o estrenar algo nuevo de ropa de vez en cuando. Eso es  consumo en su nivel más abstracto. Cuando hablamos de ecología y decimos que tenemos que consumir menos, no significa sacrificar todas estas cosas.

Ahora, el consumismo y el hiperconsumismo son dos cosas distintas al consumoComo dice Annie Leonard en su libro "La Historia de las Cosas" (que recomendamos especialmente): "Si el consumo significa adquirir y usar bienes y servicios para satisfacer las necesidades propias, el consumismo es una relación particular con el consumo en la cual buscamos satisfacer nuestras necesidades emocionales y sociales haciendo compras, a la vez que demostramos y definimos nuestra autoestima mediante las cosas que poseemos. El hiperconsumismo es tomar muchos más recursos de los que necesitamos y el planeta puede sostener". 

Tanto el consumismo como el hiperconsumismo tienen que ver con un exceso, con cosas no escenciales. Y es ahí donde hay que prestar atención y hacer los cambios.

Entonces, cuando consumimos importa la calidad de las cosas: que duren, que sean buenas para el medio ambiente, para los trabajadores que lo producen y para nuestra salud. Pero también importa la cantidad: preguntémonos ¿realmente necesito lo que estoy comprando (otra remera, otro celular, otro auto...)? ¿tener "lo último"? ¿no estoy consumiendo demasiado?

La idea es que entendamos la diferencia y nos demos cuenta de que no necesitamos tantas cosas para ser felices. Acciones simples como compartir nuestras cosas con amigos, vecinos, familia... no solo ayudan al medio ambiente sino que también nos hacen mejores personas, más solidarias, más conectadas con lo que nos rodea.

El mensaje es básico: la felicidad no está en las cosas que tenemos sino en el tiempo que pasamos con la gente que queremos.

0 comentarios:

Publicar un comentario